¿Que por qué me apasiona Lost?

Lost

Lost

Tengo claro que Lost (“Perdidos”, si para su desgracia usted escucha a John Locke o Benjamin Linus doblados) no es una obra mayor; ni cualitativamente superior a Casablanca o Cityzen Kane, ni siquiera mejor que The Soprano’s (mezclo aposta cine y TV porque una buena historia es independiente del formato de pantalla). Sin embargo, suelo afirmar a mis amigos que la de J.J. Abrams es la mejor obra audiovisual que he visto en mi vida.

Todos hemos disfrutado de niños con obras que nos transportaban a lugares misteriosos, en mi caso, las novelas de Julio Verne a Stephen King, o con series como Galáctica, Espacio 1999 o La casa de la pradera. Y luego uno se hace mayor. Más experimentado, más descreido, y con cosas “más importantes” en la cabeza… Y descubres entonces cintas como Casablanca o El Padrino, que te dejan maravillado, te seducen y hacen desaparecer el mundo real más alla de los márgenes de la pantalla… Pero nunca vuelve la fascinación de la niñez. Visionamos o leemos obras adultas y para adultos, y productos más juveniles -en el caso de que lleguemos a saber que existen- apenas si nos provocan una sonrisa condescendiente. La fascinación, la inocencia, la credulidad se ha perdido para siempre al convertirnos en la persona adulta que ya somos. El niño se marchó para siempre.

Con Lost el niño que fui volvió. Esa es la grandeza de la historia del vuelo 815 de Oceanic. Ha regresado la fascinación y el magnetismo por la aventura, el misterio y la acción. Todos los fanáticos de Lost nos estrellamos en ese avión en un pedazo de tierra absurdamente maravilloso en mitad del océano, con el resto de pasajeros. Tras todo este tiempo, aún seguimos perdidos en la isla, confusos y atemorizados, con poco más que una mochila sucia en la espalda, junto al resto de personajes. Hemos sufrido con ellos, hemos reído, mentido, asesinado, hecho el amor, pasado miedo y llorado con ellos. Nos hemos sumergido atónitos en el interior de nuestro monitor LCD para asistir en primera persona al desenlace de la quinta temporada y la mano de Sawyer era la nuestra, aferrándo a Juliet para evitar que cayera al horrible pozo de la estación Dharma…

Nos queda la conclusión de la historia, a partir de Enero de 2010. Habrá que cuidarse, tomar buenos alimentos y realizar un poco de ejercicio para mantenerse sano. Sería una gran putada irse al otro barrio sin conocer el desenlace de Lost, después de todo lo que hemos pasado en la isla.

Anuncios

Una respuesta to “¿Que por qué me apasiona Lost?”

  1. Ya lo creo que sería una gran putada después de cinco temporadas… creo que no contentarán a todos con el final, pero mientras que no sea na explicación en plan “todo ha sido un sueño” me vale.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: